Noticias del sector inmobiliario

Sitios en Frutillar suben 150% de valor en 5 años, y con vista al lago llegan a $50 mills.

Comprar cinco mil m {+2} de suelo en Frutillar con vista al lago Llanquihue costaba no más de $20 millones hace cinco años. Hoy, la cifra subió un 150%, para alcanzar los $50 millones (1.926 UF), según estimaciones de distintos actores del mercado inmobiliario de la zona. "Se pueden encontrar algunas opciones más baratas próximas al lago, pero que no tienen regularizados los servicios, como la luz y el agua", señala Cecilia Parada, dueña de Tierra de Colonos, corredora de propiedades local.

Gran parte de la oferta de loteos -la gran mayoría sin casas- se concentra en la ladera norte de Frutillar, tanto en el área denominada Los Bajos, en las cercanías al lago, como también hacia el interior camino a Puerto Octay. En esta parte alta, los terrenos de media hectárea parten en los $30 millones, destacan en UrbanCorp, también con presencia en el área.

Ambas firmas de corretaje coinciden en que actualmente no hay alternativas en venta con playa disponible. En esos casos, el "desde" sube a los $100 millones (3.852 UF), calcula Felipe Besnier, gerente de inteligencia y estrategia de Patagon Land: "Es distinto tener acceso directo al lago, y en ese caso el precio puede ser el doble respecto a las parcelas que no cuentan con ese atributo. Hay mucha diferencia entre tener playa y tener vista, aunque esta última sea espectacular".

Otro sector con dinamismo está al sur de Frutillar, en el hasta ahora único desarrollo inmobiliario de gran envergadura, Patagonia Virgin. La iniciativa contempla 200 hectáreas en total, donde se incluye equipamiento comercial, deportivo y áreas verdes. Los sitios de 1.500 m {+2} comienzan en las 4.500 UF, pero si se le incluye una casa, el mínimo sube a ocho mil UF. Además, hay departamentos desde 7.860 UF, con una superficie de 115 m {+2} .

También hay mercado residencial en la zona de Frutillar alto. Se trata de viviendas de carácter social y de más bajo valor ubicadas en su mayoría en la población Pantanosa. Así, sumando toda la oferta de la ciudad, según un estudio de Patagon Land, hay en la actualidad 18 ubicaciones con alternativas en venta, ya sea de una o varias casas, departamentos o parcelas.

Tranquilidad y colegios explicarían interés por radicarse

Corredores de la zona destacan el aumento de la demanda de la mano de un segmento cada vez más importante de gente que no quiere vacacionar, sino que vivir en el sector. "Se ha convertido en un lugar atractivo como ciudad dormitorio, ya que es más tranquilo que ciudades como Puerto Varas o Puerto Montt", dice Parada.

Tal ha sido el interés por primera vivienda, que incluso en Patagonia Virgin tuvieron que cambiar el giro del proyecto. "Comenzamos con la idea de hacer segunda vivienda, pero después el mercado, sobre todo en el último tiempo, nos empezó a pedir algo para vivir ahí. Nos sorprendimos, porque la lógica es pensar en vacacionar", señala el gerente comercial del proyecto, Juan Pablo Ayerza. En sus inicios, un 10% de las ventas fueron de primera vivienda, cifra que está en el 40%, y se proyecta que en el mediano plazo llegue al 60%.

Además de la calma del entorno, este nuevo interés también se explicaría por el equipamiento educacional. "Hoy casi no hay cupos de colegio en Puerto Varas, y muchos de quienes vienen de las ciudades más al norte tienen que ir a Frutillar", indica María José Bórquez, socia de UrbanCorp. Según el informe de Patagon Land, hay nueve colegios, pero dos son los más atractivos para quienes llegan desde otras ciudades: el Instituto Alemán y Kopernikus.

A este tipo de público le es indiferente tener acceso directo a la playa, destaca Parada: "Con tal de disponer con vista al lago y a los volcanes, les basta". Ayerza agrega que este comprador se preocupa más por los accesos y la ubicación que quienes compran para vacacionar: "Al que viene solo en el verano o en algunas fechas a lo largo del año no le importa si tiene orientación sur, pero quien está todos los días, sí se preocupa más".

Bórquez agrega que quienes buscan vivir en Frutillar evalúan indistintamente casas y sitios disponibles, mientras que los que optan por la segunda vivienda se centran más en la última opción. Parada coincide en que las parcelas son las que concentran mayor interés, sumando ambos tipos de público. "Siempre hay mercado para vender parcelas", subraya la dueña de Tierra de Colonos.

Vialidad es la tarea pendiente de la zona

En los primeros cuatro meses del año se transaron 212 propiedades en Frutillar, entre casas, departamentos y terrenos, según los datos que maneja Patagon Land. "A pesar de ser una zona pequeña, se generan muchas compraventas. Eso sí, no tiene el mismo crecimiento que Puerto Varas, que tiene una connotación mucho más inmobiliaria", indica Besnier.

Entre 2010 y 2015, la superficie de la ciudad creció un 8%, llegando a las 285,55 hectáreas urbanas. El impulso se explica en gran medida por Patagonia Virgin, además de algunas iniciativas menores en la zona alta de la ciudad, enfocada hacia un segmento socioeconómico medio y bajo.

José Francisco Troncoso, presidente del grupo de trabajo inmobiliario de la CChC Puerto Montt, dice que hay interés por generar más desarrollo inmobiliario, de la mano de loteos de parcelas de agrado. "Hay firmas inmobiliarias interesadas en emprender proyectos, debido a la presión por primera y segunda vivienda", señala.

Camino a Puerto Octay, por ejemplo, está el proyecto Mirador de Frutillar, que contempla 70 parcelas de cinco mil m {+2} desde 1.500 UF sin construcción y desde cuatro mil UF con viviendas de 90 m {+2} incluidas. En UrbanCorp, además, tienen dos solicitudes de clientes en busca de campos para luego parcelar y vender.

Desde la Municipalidad de Frutillar miran con atención este fenómeno, y ya trabaja en actualizar el plan regulador. "Uno de los estudios es para evaluar zonas de mayor densidad, pero antes hay que mejorar las vialidades asociadas. No se saca nada con densificar si no van a existir las arterias que evacuen el mayor flujo de personas", señala el director de Obras, Rodrigo Ampuero.

Una nueva calle que conecte la parte alta y baja de Frutillar surge como una de las primeras tareas pendientes para mejorar las circulaciones. De hecho, Patagonia Virgin tiene potencial para 1.200 personas en sus 40 ha residenciales. "Por eso somos uno de los fundadores del Plades (Plan de Desarrollo Sustentable), porque hay que pensar en cómo se va a mover toda esa gente, cómo se abastecerá", dice Ayerza.

200 hectáreas contempla el proyecto Patagonia Virgin , que además de sitios y viviendas incluye equipamiento comercial, deportivo y áreas verdes.

192 permisos de edificación se otorgaron en 2015 en Frutillar , equivalentes a una superficie de 12.238 metros cuadrados.

212 propiedades se transaron en los primeros cuatro meses de este año en Frutillar, entre casas, departamentos y terrenos, según los datos de PatagonLand.

Dos proyectos para aumentar los servicios en la zona

En Frutillar existen dos farmacias, dos bencineras, tres entidades financieras y cuatro supermercados, detalla el informe de Patagon Land. A juicio del gerente de inteligencia y estrategia de la firma, Felipe Besnier, la oferta de servicios es suficiente para el nivel de residentes.

Sin embargo, el creciente arribo de personas que quieren vivir en la zona ha generado un interés por potenciar el equipamiento. La Municipalidad de Frutillar está trabajando en un proyecto para instalar un núcleo de servicios entre la zona alta y baja, para unir ambos sectores. "La idea es que esté en un punto intermedio y que sea un lugar de encuentro, un centro cívico", señala el director de Obras, Rodrigo Ampuero. Ahí se instalará la biblioteca municipal, el edificio consistorial, un centro cultural y una plaza cívica, además de locales comerciales.

En Patagonia Virgin también tienen contemplada un área comercial de cuatro hectáreas. "Entre 2017 y 2018 debieran empezar a abrir los locales. Ahora estamos hablando con los grandes operadores tanto de supermercados, farmacias, bancos y tiendas de ropa. También hemos conversado con gimnasios", indica Juan Pablo Ayerza, gerente comercial del proyecto.

Fuente: El Mercurio.

 

Imprimir
Imagina
Enaco
Espacios edificio Mori
IDEA
Jardín Otoña
Espacios


una marca de iC Corp S.A.

Información General.

Dirección: Marchant Pereira 10, piso 15, Providencia, Santiago, Chile © 2007 - 2010, iConstruye S.A.
Reservados todos los derechos.

Logo CChC